portada_bonnieclyde_nosologeeks

[La Máquina del Tiempo] Bonnie & Clyde

Advertencia: Este artículo contiene información detallada del filme.

El 23 de mayo de 1934, Bonnie Parker y Clyde Barrow, la pareja de atracadores más famosa de la historia, morían cosidos a balazos en la cuneta de una carretera tras una emboscada policial. Hoy, cuando se cumplen 78 años de esta violenta muerte, recuperamos en Nosologeeks una de las películas más transgresoras de los 60.

Arthur Penn siempre se sintió muy cómodo en el género de acción. Atraído por las historias de violencia y los paisajes del sur de EEUU, el director era el más indicado para llevar a la gran pantalla la vida y muerte de los atracadores Bonnie & Clyde, dos personajes tan queridos como odiados. El resultado fue excelente. Muy criticada en un principio, Bonnie & Clyde recibió muchos elogios y funcionó bien en taquilla. Fue nominada a ocho premios Oscar, de los que consiguió dos (Mejor actriz de reparto y Fotografía).

Bonnie & Clyde fue una película controvertida por muchas razones. La primera, la violencia explícita del filme. Este es un rasgo característico del cine de Penn, fácil de encontrar en otros trabajos como La jauría humana o El zurdo. El largometraje de Penn serviría de precursora al género de las road movies. En la historia de la banda Barrow vemos muchos matices que nos recuerdan a la Nouvelle vague francesa, con películas muy similares del tipo de Al final de la escapada.

Penn fue criticado, además, por hacer una contundente apología del crimen y la vida fuera de la ley. Aunque no era esa su intención, con el paso de los años las figuras de Bonnie Parker y Clyde Barrow se han ganado un puesto entre los delincuentes más glamourosos. A ello contribuyó poderosamente la elección de Faye Dunaway y Warren Beatty como pareja protagonista.

Penn ya tuvo la oportunidad de trabajar con Dunaway en La jauría humana, pero los productores rechazaron a la actriz por ser “poco guapa” para el Cine, recomendándole que se dedicara al Teatro. Por suerte, no lo hizo. Miss Faye logra una de sus mejores interpretaciones, lo que le valió el salto a la fama.

Warren Beatty, que además produjo el filme, está soberbio en el papel de Clyde Barrow, otorgándole un toque humano al atracador. Su hermano mayor en el filme, Buck Barrow, es interpretado por el genial Gene Hackman, que logra poner un toque cómico a la historia. Sobresale la oscarizada Estelle Parsons en el papel de Blanche, la histérica esposa de Buck, que a todo el mundo saca de quicio.

Más allá de las persecuciones, los tiroteos y los bancos desvalijados, Bonnie & Clyde es una historia de amor. Pasando por alto el descuidado primer encuentro entre los dos atracadores, la película se acerca por momentos al terreno romántico. Las escenas íntimas de los protagonistas nos revelan los problemas de Clyde para cumplir con Bonnie. Arthur Penn toca superficialmente el controvertido tema de la supuesta homosexualidad del personaje que interpreta Beatty quien, en la película, aparece como impotente. Este hecho no empaña el romance que viven nuestros protagonistas, quienes hasta el final del filme se procesan un sincero amor.

La banda Barrow está continuamente huyendo, siempre de un lado para otro, obligados a disfrazarse y esconderse, sin poder disfrutar el botín adquirido. ¿Dónde está el glamour? Bonnie y Clyde son personas normales que buscan una oportunidad en un mundo sumido en la Gran Depresión. Entre la miseria y la pobreza, la vía del dinero fácil parece el camino más atractivo para alguien que no tiene nada. Esos son los argumentos que usó Clyde para convencer a su compañera de que se uniera a él.

Lo mejor de la película es, sin duda, su impactante final. La pareja de atracadores no tuvo ninguna oportunidad. Bonnie y Clyde tan solo tuvieron tiempo de mirarse un instante a los ojos antes de morir, antes de que las balas volaran. Un final que recuerda al del magnífico western Dos hombres y un destino, aunque con menos crudeza en este último.

Controvertida y transgresora, así es Bonnie & Clyde. Una de las grandes películas de los 60 por muchos motivos, no solo por la ráfaga de metralleta que acabó con la vida de los atracadores. Un filme cargado de violencia, sí. Pero, también, lleno de esperanzas y de sueños en medio de la miseria que trae la crisis; algo que recuerda (y mucho) a la situación que vivimos actualmente.

Sin categoría