destacados_pacino_nosologeeks

[Reportaje] Al Pacino, el actor total

Hoy en Nosologeeks queremos felicitar a uno de los más grandes actores vivos del Cine. Al Pacino, el actor que dio vida a míticos personajes como Tony Montana o Michael Corleone, cumple 72 años. En su dilatada trayectoria Pacino nos ha deleitado con grandes actuaciones, tanto en cine como en teatro o televisión. Lo suyo es la interpretación, sin importar el medio. Su técnica y su expresividad únicas le han llevado a lo más alto. Es por ello necesario rendirle un sonoro homenaje a este monstruo de la gran pantalla.

La vida de Al Pacino no fue nada fácil. Mal estudiante, mal ambiente familiar y malas compañías. Su desinterés por los estudios le llevó a trabajar en empleos modestos para poder costearse su formación actoral, profesión que disgustó enormemente a su familia.

Logró entrar en el famoso Actors Studio, conociendo al que sería su maestro y mejor amigo: Lee Strasberg. Su influencia supuso un punto de inflexión en la carrera de Pacino, que ahora se orientaba al teatro. Con los primeros éxitos sobre las tablas llegó la gran oportunidad para el actor, que conoció al productor Martin Bregman, con el que colaborará en películas míticas como Scarface.

Pacino nunca se retiró de los escenarios a pesar de haber metido cabeza en el cine. Su método interpretativo se basa en la teatralidad, que le otorga una expresividad única. Fue este rasgo el que le consiguió sus primeros papeles en la gran pantalla. Obviando la película independiente Me, Natalie, Pacino logró notoriedad mundial en sus primeros trabajos gracias a la saga de El Padrino. Interpretó a las mil maravillas el papel de Michael Corleone en las tres películas. Sin duda, su trabajo más reconocido. El carácter único que otorga Pacino al hijo menor de Don Vito fue lo que convenció a Coppola para contratarle, por encima de actores de renombre como Robert Redford o Warren Beatty.

Pero hay vida más allá de la familia Corleone. La década de los 70 fue especialmente exitosa para Pacino, consiguiendo nominaciones para los Oscar cuatro años seguidos. Aun así, la dorada estatuilla se resistía. Y no será por la calidad de sus trabajos… En 1973 se puso a las órdenes de Sidney Lumet para dar vida a Serpico, un insobornable policía neoyorquino. Años más tarde, el tándem Lumet/Pacino volvía a reunirse para rodar la disparatada Tarde de perros. Ambas películas fueron un rotundo éxito de crítica y público. Pacino despidió la década con otra nominación a Mejor actor por el drama legal Justicia para todos, de Norman Jewison.

Los 80 no comenzaron bien para Al Pacino. A la caza y Author! Author! fueron dos sonoros fracasos. El declive del actor duró poco. Su papel del inmigrante cubano Tony Montana en el remake El Precio del poder, de 1983, dirigido por Brian de Palma, devolvió a Pacino al lugar que le correspondía entre los grandes de Hollywood.

Tras este éxito vino un nuevo fracaso, Revolución, película que consiguió una recaudación muy baja. Este revés le hizo refugiarse de nuevo en el teatro, campo que siempre le ha reportado grandes éxitos.

Los 90 comenzaron por todo lo alto con su participación en el taquillazo Dick Tracy y el final de la saga El Padrino. Su consagración definitiva vino con Esencia de mujer, donde su papel de militar retirado por un problema de ceguera le dio el ansiado Oscar al Mejor actor. Justo y merecidísimo premio para Pacino, después de cuatro intentos fallidos. El mismo año que estrenaba Esencia de mujer también era nominado al Mejor actor de reparto por Glengarry Glen Ross, con lo que, de alguna forma u otra, el éxito estaba asegurado.

En la última etapa de los 90 y principios de los años 2000, la filmografía de Al Pacino estaba dominada por películas muy comerciales, como puede ser el caso de Heat o Pactar con el diablo. Trabajos que, aunque taquilleros, no desmerecen la figura del actor, inmenso en los papeles de policía y Lucifer.

Mención especial supone El dilema, de nuevo con Michael Mann como director, imprescindible película que destapa los entramados que rodean al mundo del Periodismo.

En los últimos años la carrera de Al Pacino ha ido aminorándose. Sus numerosas apariciones en televisión lo alejaban de su medio natural, el cine. Sus últimas películas obtuvieron resultados discretos. Véase si no la policíaca Son of No One.

Hace poco conocimos la noticia de que Universal Pictures planeaba una nueva versión de Scarface, a medio camino entre las películas de Hawks y de Palma. El actor que interpretó a Tony Montana no ha manifestado ninguna intención de colaborar en este remake, del que se conocen poquísimos datos. Tan solo se sabe el nombre del guionista, David Ayer, famoso por su trabajo en Training day.

Pacino tiene sobre la mesa diversos proyectos. Los más interesantes de la mano del director Barry Levinson, con el que colaborará en el drama biográfico Gotti: Three Generations en 2013 y The Humbling, en 2014.

A sus 72 años recién cumplidos, Al Pacino sigue dando mucho de que hablar. El actor siempre ha dado muestras de un talento inagotable, dando el máximo en cada proyecto en el que se involucra. La estrella de Pacino es una de las que nunca dejarán de brillar.

Noticias de cine, Reportajes, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,