Banner Bolli

[Entrevista] Tigretonybolli

Cualquiera que lleve un tiempo con las narices metidas en las redes sociales reconocerá al instante ese apodo, esas gafapasta o ese acento tan peculiar. Ya si para encima al presentarse te dice “¿Qué pasó perras?” no hay duda alguna, te encuentras ante la sensación en Youtube del momento: Bolli.

Esta vlogger lleva casi un año con dando forma a su canal ‘Todo el monte es orgasmo’, dedicando mucho tiempo, sudor y ganas. Más de 50.000 suscriptores, un premio Bitácoras al Mejor Vídeoblog y veintitrés años repartiendo orgasmos le avalan en esta aventura y nos aseguran que aun tiene muchos cartuchos que quemar dentro de la blogosfera. Desde Nosologeeks hemos intentado conocer un poco más a esta peculiar “perra” y saber los entresijos de sus futuros proyectos.

Rodrigo Vaz: Llevas ya casi un año nutriendo de vídeos tu canal “Todo el monte es orgasmo”, ¿con qué idea comenzaste la aventura? ¿Esperabas la repercusión que ha tenido?

Bolli: Pues todo empezó como sólo pueden empezar las malas ideas: borracha. 2011 fue un mal año para mí y pensé que la mejor manera de superarlo era riéndome de todo un poco y además veía que mi carrera no iba a conducirme a ningún sitio que no fuera la cola del paro. Y esta repercusión se la achaco sobre todo al creciente estado de demencia que vive este mundo, de otra manera no se explica que haya tantas personas pendientes de mi trabajo.

R.V.: ¿Cuándo pensaste “esto se me está yendo de las manos”?

Bolli: Desde el principio. Me he dejado llevar mucho por las circunstancias y me he dejado hacer.

R.V.: Habrás tenido un montón de reacciones a lo largo de este tiempo, ¿qué es lo mejor y lo peor de dedicarse al vlog?

Bolli: Lo mejor es lo rica que te vuelves cuando Youtube empieza a funcionar y lo peor es cuando tienes que pagar a alguien para que mate a otro alguien que te hace la competencia. Más que nada porque es caro. No, en serio, lo mejor es que me dedico a lo que me gusta y lo peor es que puede ser más absorbente que una magdalena.

R.V.: El fenómeno fan es algo ya evidente contando con 26.000 follower en Twitter y con más de 50.000 suscriptores en tu canal. ¿Cuál es la anécdota más curiosa que ha ocurrido con un fan?

Bolli: Pues la anécdota más graciosa fue ésta, sin duda:

Estas cosas son las que te sacan una sonrisa y al mismo tiempo te ponen los pies en la tierra. La realidad puede ser maravillosa.

R.V.: Llevar tantos proyectos a la vez supone una situación constante de estrés ¿qué claves tienes para compaginar trabajo y tiempo libre?

Bolli: La principal es tener un teléfono del pleistoceno. Salir de casa y no tener un cacharro que te recuerde que tienes que subir un vídeo o responder algún comentario la verdad es que quita mucho estrés. Y por supuesto la gente que me rodea que se presta a partes iguales a colaborar en mis locuras y a sacarme de casa cuando las paredes me comen.

R.V.: Uno de los recursos más usado en tus vídeos es el uso del troll, ¿realmente tienes que enfrentarte tanto a ese tipo de personajes?

Bolli: Tengo trolls, pero todos muy leídos y con un fino humor inglés que agrada más que ofende. No se quedan en el simple “deja de hacer vídeos, puta”. Se lo trabajan un poco más y te sorprenden con un elaborado “eres una mujer de sexualidad distraída y un tanto obesa”. Clase, mucha clase.

R.V.: A principios de año comenzaste tus “Despropósitos de Año Nuevo”. En los dos primeros la has liado bastante, ¿el nivel va a ir a más con respecto al mes anterior? ¿temes acabar entre rejas cuando llegues a diciembre?

Bolli: La idea es que vaya in crescendo, pero es que he dejado el listón muy alto. Espero que sí, eso también es algo que hay que experimentar. No sé, las duchas, que se te cae el jabón, una cosa lleva a la otra y seis meses más tarde eres la amante de Jessy La Navajas. Vlogs desde la cárcel, todo un reto.

R.V.: Has ganado el Bitácora al mejor Videoblog en la pasada entrega, ¿qué fue lo primero que se te pasó por la cabeza?

Bolli: Alcohol y luego muchas ganas de llorar. Lo primero fue circunstancial porque estaba en Sevilla e iba de botellón como una adolescente sin medios. Muy vintage. Y lo segundo fue una mezcla de hormonas, emoción y un poco de incredulidad.

R.V.: Algo hemos escuchado por la red de un proyecto llamado ‘Soy Supernormal’. ¿Puedes adelantar algo o se trata de un secreto de Estado?

Bolli: Me temo que este será el proyecto más cuidado y ambicioso para 2012. No puedo decir mucho más, salvo que #soysupernormal.

R.V.: Tu canal va a cumplir un año dentro de poco, ¿en qué líos vamos a ver a Bolli en 2012?

Bolli: Hay muchos proyectos que irán saliendo poco a poco: flashmob esta yegua no es mi vieja yegua gris, puenting, viajes muy locos, un vídeo en Ikea, grandes despropósitos y amor, mucho amor.

R.V.: Para terminar con la entrevista dinos:
- Una película: Network de Sidney Lumet.
- Una serie: Dexter.
- Un vídeojuego: Mario Bros a muerte.
- Una canción: O Fortuna – Carmina Burana
- Un grupo de música: Sabaton
- El tweet del que te sientas más orgullosa:

“Soy una bellísima persona, pero no ejerzo”.

Sin categoría