babyjaneportada_nosologeeks

[La Máquina del Tiempo] ¿Qué Fue De Baby Jane?

Hermana, ¿por qué hay sangre en tu pelo?

Con esta inquietante premisa, no hay quien se resista a investigar dentro de las relaciones que se establecen entre Jane Hudson y Blanche Hudson, magistralmente interpretadas por Bette Davis y Joan Crawford, dos de las más grandes actrices que dio la primera época dorada del Cine.

La cinta comienza en el momento de triunfo de Baby Jane, una pequeña actriz que actuaba en teatros y que se asemejaba bastante a la realidad de aquella niña prodigio que fue Shirley Temple. Su hermana, Blanche, siempre estuvo a la sombra de Jane y se limitó a esconderse tras las faldas de su madre mientras su padre llevaba a Jane a lo más alto. Pero la vida deparará destinos diversos para ambas mujeres. La una, llevada por la envidia hacia la otra, se queda inválida y postrada en una silla de ruedas para siempre. Jane tendrá que cuidar de su hermana y vivir de ella hasta descubrir, a medida que transcurre la historia, que el odio va in crescendo y nos irá atormentando junto a la desdichada protagonista en busca de un final inevitable que no dejará indiferente a nadie.

Lo verdaderamente interesante es ver el duelo interpretativo de gran altura que sostienen Bette Davis (Oscar por Jezabel y Peligrosa además de nominada en ocho ocasiones más) y Joan Crawford (candidata en tres ocasiones al Oscar, galardón que se llevó por Alma en Sulpicio), las cuales eran enemigas mortales en la vida real. Tan enemigas eran que Bette Davis, al morir su querida “amiga” en 1977 victima de un cáncer dijo:

Uno nunca debe decir cosas malas sobre los muertos, sólo se deben decir cosas buenas… Joan Crawford está muerta, ¡qué bien!

Así de odiosa era la relación entre dos de las mejores actrices de aquella época. Y Robert Aldrich, director de la película, lo sabía bien. Por eso las unió, para sacar el máximo posible de esta enemistad para la película, que resultó ser todo un exitazo en la época. Aldrich quiso unirlas de nuevo para realizar otra película, pero fue completamente imposible. De esta película, solamente Davis y Victor Buono, que interpreta al pobre intérprete de piano que se atreve a entrar en la sombría mansión de las Hudson, estuvieron nominados a los Oscar como mejores actores.

Con un guión endiablado, lleno de las más sórdidas líneas y más macabras intenciones por parte de su narrador original, el dramaturgo Henry Farrell como de su director, un Robert Aldrich inspirado para dirigir a dos de las más grandes damas de la interpretación. Sería una injusticia pasar por alto los papeles de Victor Buono y Maidie Norman como claves para el desarrollo de una trama que, aún no girando en torno a ellos, les hace ser partícipes de esta apasionante y a la par sencilla historia de enemistades.

Las anécdotas de la película son recogidas en multitud de libros y algunas de ellas son, por ejemplo, estas delicadezas:

- “Joan Crawford se ha acostado con todas las estrellas de la Metro excepto con la perra Lassie” (Bette Davis)

- En la escena de la pelea, Bette Davis golpeó de verdad a Crawford y ésta necesitó puntos de sutura en su cabeza. En la secuencia en que Davis tiene que arrastrar a su hermana, Joan Crawford se colocó pesas en los bolsillos para que su partenaire se dañara la espalda al agacharse para tirar de ella.

- Bette Davis no se quitó el maquillaje que llevaba en todo el tiempo que duró el rodaje. Con esto pretendía que se viera la locura que iba adquiriendo su personaje.

Todos estos son alicientes suficientes para encender el DVD, introducir el disco de esta película y deleitarse con dos actrices inigualables que mostraron su antipatía en la gran pantalla. Según los críticos de la época, no se volvió a ver un duelo interpretativo semejante hasta muchos años después.

Críticas de cine, La máquina del tiempo, Noticias de cine, , , , , , , , , ,